martes, 8 de septiembre de 2009

Renovando licencia de conducir






Hoy me levante relativamente temprano 8:30AM (temprano en relación a mi actual horario) debía renovar licencia de conducir y supuse que el tramite podría resultar lento, burocrático como casi todo tramite relacionado a entidades públicas. Finalmente después de dar mil vueltas... Salí recién de casa a eso de las 11:00AM (Una manzana, mi reproductor de música y un viento muy helado camino a la estación del metro)

Para mi fortuna, las oficinas no están muy lejos (3 estaciones) y el tramite no resulto ser lento, no porque no fuese burocrático, sino porque habían solo tres personas. Un caballero de unos 60 años, una señora (muy simpática) de unos 40 y yo.

Sabía de antemano el valor del nuevo documento, así como las pruebas que de seguro tendría que realizar, ninguno de estos realmente me preocupaba, mi sorpresa llego cuando expusieron mi calidad visual frente a una serie de letras de diferentes tamaños, enumeradas del 1 - 7, en donde 7 eran las letras mas pequeñas, 1 aquellas mas grandes... mi promedio estuvo entre el 4-5 que al parecer es muy malo, el primer comentario fue “bueno tendrás que volver con lentes”…

Claro que después de una conversación que no tuvo ningún sentido, decidieron renovarme por los próximos 4 años con la condición de que tratara mi vista durante ese tiempo...

Ahora solo faltaba esperar 3:30 horas entre las 12:00 (que es cuando termine el trámite) y las 15:30, Que es cuando me entregarían la nueva licencia. En este punto podría haber vuelto a casa, quizás andar con notebook hubiese sido una buena opción, Pero preferí caminar y debo haber caminado unos 7 paraderos de Vicuña Mackenna...(14 en total con la vuelta) pensando de todo, muy relajado la verdad, Cruce un Mall (Plaza Vespucio) y luego a otro Mall, mire un montón de cosas (nada particularmente interesante) excepto una mujer muy delgada, llevaba un sonrisa extraña “como si algo bueno le hubiese pasado”, entre a una iglesia en donde debo haber estado unos 20 minutos, no entre a rezar o hacer penitencias (respeto aquello, pero yo no creo mucho en dioses) entre a sentarme, me agradan por que las encuentro tranquilas.

Al regresar a las oficinas, me pasaron el plástico.., Mi primera reacción fue mirar la foto…:)

Suerte, Saludos
Rodolfo B.

No hay comentarios: