sábado, 13 de noviembre de 2010

Silencio


La noche y el silencio son buenos y gratos compañeros, siempre lo son.., me observa una cajetilla de cigarrillos CAMEL, nose si se burla de mi o tan solo me mira, siempre me pregunte quien habra sido el dueño, si el o ella, habra disfrutado el intenso color azul de la caja de cartón, tanto como yo lo hago (desde el día que la encontré, sabia que tarde o temprano hablaría de ella...)

La luz del entorno es tenue, rojizo… se respira un aroma seco, áspero de calurosa primavera, puedo escuchar a lo lejos, desde el living de este enorme lugar, una y otra vez la antología de John Lennon.. musica que es acompañada por una ciudad entera (que descanza), que no deja de invadirme con sonidos que entran pero que no salen por aquella ventana, si no fuese por la molesta tos y el dejo de nostalgia que pronto transformo en desapego e indiferencia, esto seria mitico, de fantasia, eterno, perfecto…